#14N Reforma o revolución… y el sexo de los ángeles

Suenan tambores de huelga. Y por fin parece que el ritmo se acompasa y desborda fronteras. Parte de quienes ayer gritaban (con razón) “¿qué hacen los sindicatos que no convocan una huelga general con la que está cayendo?”, hoy se desgañitan diciendo “yo con los sindicatos vendidos no hago huelga”. Me mareo pensando cuántos dedos de la mano daría por ver semejante nivel de autocrítica, dispersión y desunión entre las empresas del IBEX-35 a raíz de una propuesta de la patronal. A mí no me convocan CC.OO. y UGT, sino Rajoy y Rubalcaba, Botín y Rosell, Rato y Merkel, la Troika y sus políticas de austeridad, el Capitalismo y su guerra social contra el 99%.

Imagen

“Si lo aciertas te lo quedas” es el lema más repetido en la #AcampadaTrilera

Y con el olor a huelga vuelven también los eternos debates sobre su pertinencia. No me refiero, claro, a las patrañas sobre si resulta irresponsable o sobre si sirve para algo hacer huelga; ni a los mucho más interesantes y necesarios intentos de desbordar su (¿tradicional?) carácter meramente laboral, buscando formatos más amplios o complementarios (huelga ciudadana, social, de consumo, de cuidados) que contemplen fenómenos tan actuales y centrales en nuestras economías como la terciarización productiva, la deslocalización industrial, las elevadas tasas de precarización y paro, o la siempre olvidada dimensión reproductiva del trabajo que no toma la forma de empleo.

Hablo sin embargo del dichoso debate que suele instalarse sistemáticamente en el seno de buena parte de la izquierda las semanas previas a cada convocatoria de huelga general, y que puede resumirse en la siguiente pregunta: ¿es la huelga una acción revolucionaria o reformista? La supuesta importancia de la pregunta reside en que para ciertas personas su participación en una huelga depende de la respuesta que encuentren a este interrogante. Pues bien, esta disyuntiva es en realidad una pregunta falsa, pero que bien merece un par de reflexiones que van más allá del formato concreto de la huelga general.

Sigue leyendo

Anuncios